Mírate, Concéntrate, Medita.

GLO_5817-Editar-2-52-50hot-yoga-gloria-villa-bw71.jpg
Mírate, Concéntrate, Medita.

Así empieza la clase de Bikram Yoga, una práctica diseñada para estar al alcance de principiantes, pero que aún resulta exigente hasta para los alumnos con prácticas avanzadas.

En esta clase vas alineando el cuerpo, trabajando algo tan precioso como es su anatomía. Los posturas son siempre las mismas para trabajarlas con precisión y forma  para maximizar sus beneficios. En su libro, ¨La Luz del Yoga,¨ B.K.S. Iyengar nos explica que dentro de cualquier postura de Yoga uno intenta estar totalmente concentrado en el momento presente y consciente de cada parte del cuerpo. Más allá de los beneficios médicos esto es lo que se trata esta práctica:

Fé – La importancia de creer en ti. Saber verdaderamente que tienes la fuerza para superar lo que te enfrentas por difícil que sea. Guardar esperanza para mejorar cada día.

Auto-Control – Disciplina, moral con rectitud  y práctica.

Fuerza de Voluntad – Determinación, actitud positiva y disposición a brindar lo mejor de ti.

Concentración – Atención, equilibrio, mente presente.

Paciencia – A veces la vida nos trae un poquito de todo, lo bueno con lo malo, la paciencia es la virtud que todos tenemos pero que no siempre aplicamos, es el carácter para seguir intentando.

Al principio de tu práctica simplemente llega. Haz lo que puedes, poco a poco, paso a paso, no hay afán. En tiempo, los resultado vendrán, te darás cuenta de los cambios y de la relación entre la mente y el cuerpo.  

wyatt shuttComment